10 Formas De Ganarse La Confianza De Un Chow Chow

Formas De Ganarse La Confianza De Un Chow Chow

Hay perros que son más amistosos que otros, pero si ya conoces la raza del chow chow sabes bien que ellos no son precisamente lo que llamaríamos un perro que confía de forma inmediata en una nueva persona.

Se toman su tiempo antes de dejarse tocar, no importa las buenas intenciones que tenga la persona.

Por eso en este artículo vamos a hablar de varias maneras de ganarnos la confianza de uno. Ya sea porque lo hemos adoptado y queremos integrarlo a la familia, o bien porque conocemos uno y queremos llevarnos muy bien con él.

Hay un refrán que dice que dice:

No tendrás una segunda oportunidad para conseguir una primera impresión

Y si bien esto se suele decir con respecto a las relaciones con personas, con un chow chow es igual o más de cierto.

Comenzar con la pata derecha una relación con un chow es la mejor manera de ganarse su confianza, haciendo que este se sienta más relajado y menos estresado. Objetivos que queremos lograr para comenzar a compartir juegos y otras actividades.

Si somos dueños de uno, tendremos la paz mental para saber que estamos creando un vínculo y una amistad de la manera correcta, una que durara por muchos años.

Conocerlo y saludarlo

Es parte de la naturaleza humana, cuando conoce a una nueva persona, querer causarla una buena impresión desde el principio. Y en el caso de un perro, que lo que más nos gusta en este mundo, todavía es más cierto esto.

Sin embargo, es difícil tener un efecto positivo en un chow chow si este se encuentra a la defensiva, es tímido o simplemente está nervioso.

Que no debemos hacer

Quizás lo ves todo peludo como un gran oso peluche y quieres demostrarle tu amor. Acercársele a él no es una buena idea.

Este puede que se encuentren en un rincón, acostado, con la cabeza gacha y lamiéndose los labios. Acercarse a su territorio y querer acariciarlo puede ser visto por el chow como una muestra de agresión. Por eso no es raro que se aleje y gruña.

Esta no es una buena forma de comenzar una relación con un perro así, y con ningún otro tampoco. Por suerte existe otra manera de manejar esta situación para obtener un resultado diferente.

Que debemos hacer

Una mejor estrategia para ganarnos la confianza de un chow chow es ignorar al perro en un primer momento y comenzar a hablar con su dueño.

Esto le demuestra que somos alguien de confianza porque tenemos una buena relación con alguien de su manada, al ver como su dueño nos acepta y le caemos bien. Esto comienza formar una opinión en el chow chow.

No debemos preocuparnos por parecer distantes con el perro en este momento, es momento de establecer una relación su dueño.

Lo importante aquí es esperar a que sea el chow el que dé el primer paso en la relación, acercándose por curiosidad en lugar ser invadido por un extraño en su espacio privado.

Veamos algunas ideas para ganarnos la confianza del animal.

1. Tiempo y espacio

Cuando los perros experimentan algo que no le es familiar, lo ven como una amenaza.

Por eso es importante mostrarle que somos amistosos y que podemos llegar a ser muy divertidos. Para conseguir esto, debemos darle tiempo y espacio al chow para descubrir esta información, que eres alguien que le puede gustar.

Evita la confrontación, como cuando nos acercamos. Y es mejor siempre esperar a que sea él el que tome la iniciativa. Esto lo puede hacer por curiosidad, o porque quiere lo que tengas en tu plato.

2. No hagas contacto directo con los ojos

El lenguaje de los perros no dicen que mirarlos fijamente a los ojos es una señal de desafío o de amenaza.

Debemos evitar completamente el contacto directo con los ojos, lo cual provoca que se ponga más nervioso y a la defensiva.

Hay algunos expertos que aconseja bostezar. Es un poco extraño, pero para los perros es una señal tranquilizadora que funciona deforma subconsciente en el animal.

3. El lenguaje corporal

Cuando comenzábamos el artículo hablamos de un chow chow acostado en un rincón y lamiéndose los labios, estos son signos de estrés y de algún tipo de conflicto interno.

Esto significa que necesita tiempo para acostumbrarse a nosotros. Lo mejor es esperar y utilizar otras tácticas, que más adelante veremos, para conseguir que tenga interés en nosotros.

Signos de incomodidad en el perro:

  • Girar la cabeza y desviar la mirada
  • Lamerse los labios
  • Bostezo
  • Levantar una pata
  • Mostrar el vientre
  • Cabeza baja y orejas bajas
  • Una expresión de preocupación

4. Recompensar el buen comportamiento

Si has hecho un buen trabajo ignorando al perro, puede que su curiosidad se despierta y se levante para conocernos.

Este es un buen momento para recompensar su actitud al darle algún tipo de comida en el suelo. Esto le hará pensar que si se encuentra cerca de ti va a recibir cosas buenas, aumentando la confianza.

5. Hacerlo rutina

A los perros en general no les gusta lo desconocido, los cambios. Prefieren tener su rutina y saber que ante una situación A van a conseguir un resultado B.

Por eso es importante no hacer cambios cuando estamos trabajando en ganarnos la confianza de un chow chow, ya que esto solo le provocaría más estrés.

6. Captar su interés

Debemos volvernos más interesantes para el perro, para que así le pique la curiosidad y se acerque a investigarnos.

Podemos sentarnos en el suelo y dejar que él se acerque. Estar al mismo nivel de altura que él le brinda más seguridad.

También podemos caminar en cuatro patas, algo que despierta por lo general la curiosidad y los anima a seguirnos.

7. Ejercicio y juegos

Si un perro está cansado, producto del ejercicio, tiene menos energía para sentirse ansioso. Claro que no debemos sobre exigirlo en hacer actividades agotadoras, tenemos que tener en cuentas las limitaciones físicas que la raza tiene.

Es bueno que el animal haya realizado actividad antes de conocernos. Y en el caso que sea nuestro, llevarlo a pasear puede ayudarnos a generar un vínculo más fuerte.

Otra actividad importante, tanto para gastar sus energías y para que se sienta mejor con nosotros, es jugar. Es algo que podemos hacer en cualquier lugar, dentro de la casa o afuera.

8. Estimulación mental

Una mente estimulado es una que busca menos problemas, y esto es cierto para perros como para humanos.

Debemos contar con algunas estrategias para mantener al perro divertido, como por ejemplo juegos o actividades con recompensas.

9. El entrenamiento

Entrenar a nuestro perro con sesiones, que no simplemente son darles órdenes sin más, sino que le aportan diversión al peludo de cuatro patas, es una buena forma de formar un vínculo y crear confianza.

Podemos empezar con cosas pequeñas, como por ejemplo recompensarlo con comida cuando se siente, y luego ir pensando en nuevas tareas.

La intención aquí no es que el animal se comporte de la mejor manera (ya habrá tiempo para eso), sino construir su confianza en nosotros. Por eso deben ser sesiones cortas.

10. Evitar los refuerzos accidentales

Está en la naturaleza humana querer consolar a un animal que se siente mal. Sin embargo, cuando calmamos o mimamos a un chow chow que muestra signos de miedo o ansiedad, estamos premiando su comportamiento.

Una mejor política es ignorar tranquilamente su nerviosismo y desviar su atención con un juguete con sonido para despertarle la curiosidad y luego recompensarlo por eso.

Conclusión

Por último, tenemos que saber que los perros viven el momento. Una vez que descubren que eres alguien de confianza y comprendes sus necesidades, te convertirás en parte de su manada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *