¿Como Enseñar A Un Chow Chow A No Morder?

Como Enseñar A Un Chow Chow A No Morder

Supongamos que alguien te visita a tu casa para platicar y pasar un buen rato. Cuando ve a tu chow chow se decide a acariciarlo, pero este le tira un tarascón de advertencia.

Tu cachorro es muy dulce y cariñoso, pero no le gusta que un extraño lo acaricie y lo demuestra de una forma peligrosa. No ahora que es un simple cachorrito, pero si cuando sea más grande y sus mordidas puedan causar un daño real.

Pero no solo muerde a las personas extrañas, también te puede morder a ti u a otras cosas. No importa que lo haga jugando, este es un hábito que debemos quitarle antes de que la situación se vuelva peor.

Entrenar al cachorro para que no muerda es una responsabilidad importante que tenemos como dueños de uno. Y es que esta raza ha sido criada para ser perros cazadores y guardianes.

Debido a este pasado, los chow chows pueden llegar a ser agresivos en algunas situaciones y hasta territoriales con ciertos lugares de la casa o con sus familiares.

Si bien el cachorro puede ser amigable contigo o con tu familia, puede que este se vuelva agresivo con otros perros o con personas a las que no está acostumbrado.

Por eso es que es necesario el hecho de entrenarlo cuando es cachorro a no morder, para así evitar que este problema se manifieste o se intensifique cuando es más grande.

A pesar de que son obstinados, los chow chows responden muy bien a los refuerzos positivos. Tenemos que evitar con ellos los castigos, ya que eso solo alimenta más su naturaleza agresiva.

Es necesario establecer reglas claras de lo que consideramos un buen comportamiento y tener mucha paciencia con el cachorro. Si lo hacemos, vamos a ver grandes cambios.

Hay varios métodos para enseñarle a no morder, veamos cuáles son.

1. Método de alejarnos

Los perros son criaturas sociales, y al igual que los lobos les gusta vivir en manadas. Necesita la interacción social y sentirse aceptados. Por eso este es un buen método para enseñarle a no morder, el quitarles nuestra atención.

Primero. Para eso vamos a comenzar a jugar con él. Probablemente luego de un rato el cachorro comenzara a morder nuestras manos, en especial cuando se pone un poco nervioso. En cuanto lo haga, esperamos a que deje de morder tanto y quitamos la mano.

Segundo. Cuando esto sucede, nos tenemos que ir del lugar. Si estamos en una habitación nos levantamos y nos retiramos, sin tener contacto visual con él. Es buena idea ir a otra habitación y cerrar la puerta. Esperar al menos 20 0 30 segundos hasta salir.

Tercero. Ahora volvemos a comenzar el juego. Seguimos los mismos pasos anteriores por al menos un par de veces más. Si el chow chow no esta recibiendo nuestro mensaje, podemos intentar grita de dolor cuando nos muerdes, para enfatizar que esa es la razón de porque nos vamos de la habitación.

Cuarto. Debemos tener siempre la misma reacción para que relacione el morder con el hecho de que nos vamos. Esto también tiene que ser puesto en práctica por otros miembros de la casa, ya que si no lo asociaría contigo nada más. Al final, acabará aprendiendo que morder no vale la pena porque hace que la diversión se termine.

2. Método alfa

Si el perro tiende a morder cuando intentamos darle una orden, entonces es porque considera que es el alfa de la familia. Lo que intentamos lograr con este método es demostrar que somos la figura dominante de la manada.

Primero. Los líderes de una manada se manejan con confianza y no hacen caso a nadie. Cuando estés cerca de tu chow chow debes estar bien erguido y con tus hombres detrás. Debemos utilizar una voz profunda y firme con nuestro perro. Es necesario que cuando demos la orden lo hagamos con un tono que indique que lo es, no podemos hablarle con una pregunta.

Segundo. No debemos utilizar castigos físicos con el perro, sino utilizar los refuerzos positivos. Si nuestro perro muerde, entonces debemos utilizar algún comando y recompensarlo cuando lo hace bien. Cada vez que hace algo que nosotros queremos le damos un premio, una caricia o lo felicitamos.

Tercero. Puedes ordenarle que se siente antes de darle la cena, también antes de que salga afuera. Todas esas cosas son importantes para él. Y si le demostramos que primero tiene que seguir nuestras órdenes, conseguiremos un mejor comportamiento.

Cuarto. Luego de unas semanas de entrenamiento deberíamos comenzar a ver algunos cambios en el comportamiento del chow chow. Tenemos que ser consistente en este patrón de órdenes y recompensas, si no, no va a encontrar la relación que existe entre ellas. Recuerda que un chow chow agresivo es peligroso, y deberemos enseñarle el lugar que ocupa en la familia y que cosas no son toleradas.

3. Método de gritar

Si un chow chow estuviera todavía con su madre y hermanos, encontraría señales de cosas que no puede realizar con ellos cuanto esta jugando.

Los perros por lo general hacen ruidos de gritos/aullidos cuando alguien los lastima. Nosotros también podemos utilizarlos para indicarle que está jugando muy rudo.

Primero. Mientras estamos jugando con el perro puede que nos muerda los dedos o las manos como parte del juego. Cuando sintamos dolor, debemos gritar con fuerza y esperar a que nos suelte.

Segundo. No debemos quitarla la mano inmediatamente, ya que él intentara apretar con más fuerza. Debemos dejar suelta la mano hasta que deje de morder y una vez que lo hace dejamos de jugar con él durante unos 30 segundos.

Tercero. Volvemos a jugar con el chow chow y repetimos esta rutina de nuevo. Hay que ser consistentes y reaccionar de la misma manera todas las veces que nos muerde. Poco a poco se dará cuenta de que morder provoca que no juguemos con él.

Cuarto. A medida que progresamos, debemos implementar esto del grito ni bien los dientes del cachorro toquen nuestros dedos, no importa que tan suave lo haga. Seguimos la misma rutina que hasta ahora.

Quinto. El chow chow puede que empiece a traer un juguete en lugar de morderte a ti. Podemos recompensar este comportamiento con juegos, pero trata hacerlo cuando muerde algo que tiene permitido morder y no otra cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *