El Chow Chow Y Los Niños: ¿Es Una Raza Buena Para Los Chicos?

El Chow Chow Y Los Niños

Los chow chows son una raza de perros de tamaño medio, y son una de las pocas en el que los machos y las hembras tienen el mismo tamaño.

Estos perros tiene un aspecto muy particular, con un gran manto de pelo que destaca su presencia y también por su lengua de color morado/azulado.

Un rasgo muy particular de ello es su carácter un poco obstinado y terco, por eso es que nos preguntamos que tan buenos son para convivir con niños o chicos de diferentes edades.

He estado investigando mucho, ya que aunque tengo uno de color negro no tengo hijos (aunque si una hermana pequeña con la que se lleva muy bien), y he encontrado algunos detalles que voy a compartirte en este artículo.

Lo primero que debes saber es que esta clase de perros son muy independientes y hasta territoriales, por lo que no son particularmente buenos con los niños en líneas generales. Y es que los chicos pequeños suelen ser bastantes cargosos con los animales, y a los chows no les gusta tanto socializar y que les estemos encima.

Sin embargo, no todo está perdido, y con una buena socialización con los niños estos pueden volverse mucho más tolerables al hecho de tener alguien que todo el tiempo quiera jugar con ellos.

En especial si traemos a este perro desde cachorros, acostumbrándose a los chicos e integrándolos como parte de la familia. Incluso es buena idea socializarlos con ellos aun cuando estos no viven en la misma casa.

Por suerte, esta raza no es agresiva ni peligrosa, por lo que no presentan un riesgo para ellos. A lo sumo, no son una raza de perros muy divertida con la que pasar el tiempo, ya que prefieren estar echados y dormir la siesta más que hacer actividades físicas. Algo que los niños si querrán hacer.

No jugarán con ellos juegos bruscos o peligrosos, sino que preferirán pasar de ellos e irse a otra parte de la casa donde estarán más tranquilos sin las molestias que les ocasionan los niños. Algo problemático para los padres que no pueden consolar a sus chichos cuando son rechazados por un chow.

Por eso es que esta raza es especial para familias donde los chicos son algo más grandes y conocen y respetan los espacios de estos perros.

Teniendo esto en cuenta, vamos a hablar acerca de las preguntas más importantes que nos hacemos con respecto a los chicos y los chow chows.

Vamos a hablar de como educar a los niños a relacionarse con estos perros, con algunos ejemplos prácticos para entrenar a tu mascota a comportarse también con ellos.

Si estabas pensando adoptar uno o si ya tienes un chow chow, quédate a leer porque tenemos mucho para contarte.

¿Son los Chow Chows amigables con los chicos?

La raza Chow Chow es independiente y solitaria, aun cuando te guste abrazarlos por lo peludos que son, ellos no sienten las mismas ganas que tu.

En la mayoría de los casos tampoco les gustan los extraños. Pero compensan eso con el hecho de que son particularmente muy fieles y protecciones con sus dueños, con los cuales se sienten más cómodos.

Eso lo puedo notar cuando regreso y él me está esperando con muchos ladridos y besos, me doy cuenta de que me ha estado extrañando y que se siente muy feliz de verme.

Los chow chows no son una raza considerada amigable con los niños, especialmente si estos son muy jóvenes, ya que no parecen tolerar como los niños se comportan con ellos. El hecho de que sean ruidosos, activos y un poco abusivos no es algo que vaya con la personalidad de los chows.

Como dijimos antes, no son agresivos, pero cuando conocen a un extraño o a niños que son extremadamente molestos con ellos, entonces prefieren apartarse y encontrar un lugar seguro para acostarse.

Por eso es que son perfectos para chicos mayores que sepan comportarse con esta raza y tratarlos con el respeto que se merecen.

En el caso de que el chow chows sean criados junto con los niños, entonces se habrá acostumbrado a ellos y no tendrán ningún tipo de problema. Algo que también es cierto con otras mascotas que tengamos en nuestra casa.

Enseñar a los chicos a comportarse con uno

Los chicos no saben como comportarse con un perro, es algo que debemos enseñarles. Ya que de no hacerlos, puede llevarlos a exponerse a peligros (no importa la raza de la que hablemos).

Es importante tomarnos el tiempo para enseñarles como comportarse apropiadamente con los perros. Y es aún más cierto cuando nos referimos a una raza como la de los chow chows, que no tienen una naturaleza amigable.

Chow chow leonado

Un problema de los chow chows, y nuestro también, es que se ven muy hermosos con todo ese pelaje. Lo cual parece invitar a las personas a acariciarlo y abrazarlo. Es algo que los chicos les gusta hacer cuando los ven por primera vez.

Como dueño me pasa exactamente lo mismo, aunque él no parezca tener el mismo deseo de recibir amor y caricias.

Los niños tienen que ser educados a no ir detrás del perro y comenzar a interactuar con ellos de forma inmediata. Esto es importante, ya que nunca sabemos como va a reaccionar.

Incluso con perros de distintas razas, o que tienen fama de ser muy amigables, pueden reaccionar de forma defensiva y ser una amenaza para la persona o sus propios dueños. Por eso es bueno que los niños aprendan a primero pedir permiso a los adultos antes de acercarse a uno.

El problema es que los chicos son chicos y es necesario inculcarles estos conocimientos varias veces antes de que lo aprendan. Por eso debemos tener paciencia y tomarnos el tiempo para explicarles, tanto si se trata de nuestro chow u otro tipo de perro.

Los chicos no tienen que ser dejados solos con un chow chow, ni ningún otra raza, ya que hasta los más pequeños pueden provocarles una herida en caso de algún problema.

Los chicos suelen ser muy activos y correr alrededor de este de forma brusca. Tampoco es que tengan la habilidad motriz como para acariciarlos de forma apropiada, lo que se transforma más en un golpe que otra cosa.

No es algo que lo hagan con la intención de hacerle daño al perro, sino que no saben como hacerlo de forma apropiada.

Algunas razas pueden ser más tolerables con este tipo de comportamiento, y otras no. Dependen de la paciencia, algunos pueden dejar que un niño les haga de todo (jugar con sus hocicos, doblarles las orejas o tirarles de la cola). Pero en el caso de los chow chows, no son este tipo de perros.

Algunos puntos esenciales que debemos mostrarles y enseñarles a los niños cuando están cerca de un chow chow son los siguientes:

  • No correr alrededor de un perro: ni tampoco interactuar con ellos de inmediato, aun cuando el perro te conoce.
  • Asegurarse de que halla un adulto cerca: y también obtener el permiso de ellos para interactuar con el perro.
  • Dejar el perro tranquilo: cuando están comiendo, durmiendo o particularmente ocupados con un juguete o comida en particular (suelen mostrar un comportamiento agresivo en estos momentos).
  • Aprender a leerlos: podemos encontrar ciertas pistas visuales o auditivas de como se siente un perro en un momento particular, lo cual nos sirve de información para saber como tratarlos.

Si podemos educar a los chicos y entrenar a nuestro perro de forma correcta, ambos pueden tener una vida muy feliz juntos.

Si bien los chow chows son indiferentes a los extraños, si conviven con niños son más proclives a aceptarlos.

¿Son peligrosos para los niños?

Si bien la raza de los chow chows una de tamaño mediano, estos pueden alcanzar los 30 kilogramos (incluso más). Por lo que pueden causarles un daño a los niños más pequeños, aun cuando no tengan intenciones de hacerlo.

Mientras que los chow chows no son una raza aconsejada para estar con niños, no son peligrosos o agresivos, especialmente si lo hemo entrenado y socializado bien.

Si notamos algún comportamiento agresivo por parte de nuestro perro, es importante que miremos más claramente cuál es la causa o el disparador de esta reacción. Esto puede ser diferente entre distintos perros y puede que no sea tan obvio.

Lo primero que debemos considerar es como conseguimos este perro. ¿Es un chow chow adoptado de un criadero con reputación o lo trajimos a nuestro hogar cuando ya era mayor?

Lo segundo a ver es si tiene algún tipo de enfermedad. Tenemos que examinar completamente nuestro perro para descartar cualquier tipo de molestia. Debemos buscar signos de decaimiento, dolor o molestia, ya que esto puede causar un comportamiento errático en el animal.

Si notamos algo extraño, es importante acudir a un veterinario para que lo examine con mayor detalle y descarte cualquier tipo de problema físico.

Es bueno también llevar a nuestro perro a clase de entrenamientos ni bien llega a nuestra casa, en especial si no sabemos como hacerlo nosotros. Eso nos asegura a de que reciba la mejor educación y que habrá ciertos comportamientos que no serán tolerados.

También es un buen lugar para que socialice con otros perros y personas. Esto implica introducirlo a nuevas experiencias, otros humanos, sonidos y circunstancias para que en el futuro se comporte de forma calmada y segura.

Es necesario que adquiera confianza para que luego no desarrolle ansiedad, lo que debería en agresión como mecanismo de defensa.

Entrenar a nuestro chow chow para estar con niños

No de dire que entrenar un chow chow es algo sencillo, ya que son muy testarudos y no aprenden rápidamente. Además, les gusta estar a cargo de la situación.

Pero esto no es una escusa para no entrenarlos, solo es una advertencia para que sepas que no va a ser tan fácil como ocurre con un labrador por ejemplo. Prepararte ante la tarea.

Necesitamos paciencia y entender que es un proceso largo que nos va a tomar más tiempo que con otras razas.

Sin embargo, la raza no es diferente a otras en el hecho de necesitar entrenamiento y socializar cuando son cachorros. Es algo recomendable con cualquier tipo de perros, aunque con el chow chow es todavía más importante.

Lo primero que deben aprender es que no son los que están a cargo de las cosas, y que eres tú el que lo esta.

Entrenamiento del chow choe para estar con chicos

Una vez que entienden esto, y que deben escucharte, es momento de enseñarles que comportamientos son tolerables de él y cuáles no.

Socializarlo con otros perros es una buena idea para que estos perros le enseñen a tu chow chow que comportamiento debe tener un perro.

Pero no es el único que necesita ser entrenado, tú también debes pasar por un entrenamiento. Y es que muchas personas deben aprender a ser dueños de perros.

Interactuar con los perros de otras personas no tiene nada que ver a ser dueño de uno, por lo que tienes que aprender a ayudar a tu chow chow a comportarse de forma adecuada y a ser entrenado de la manera correcta.

Cuanto más joven es el chow chow a la hora de comenzar su entrenamiento, mejores resultados obtendrás de este proceso. Lo cual le ayudara a convivir de forma pacífica en la casa con otros integrantes de la familia.

Cosas a considerar si quieres tener uno y tienes niños

Cuando tenemos un chow chow y niños, en especial si estos son pequeños, es necesario saber en todo momento donde se encuentran ambos. Nunca dejes al chico a solas con el perro sin la supervisión de un adulto.

El chow chow puede tirar al niño sin la intención de hacerlo o herirlo de alguna manera. Todo mientras no sabemos si el chico necesita ayuda o no.

Otra razón es que el niño puede comportarse de forma incorrecta con el perro, lo que no nos garantiza de como se reaccionara el perro, aun cuando no sea agresivo.

El chow chow por lo general no querrá estar cerca del niño y jugar con él, y la mayoría del tiempo preferirá irse, ya que no quiere estar alrededor de los niños o de personas que se comporta de forma errática.

Cuando el perro y el niño reciben el entrenamiento adecuado para compartir entre ellos, es cuando vamos a obtener los mejores resultados. De todas formas, vamos a querer que el niño tenga la edad suficiente antes de dejarlos a ambos solos.

Otro consejo es conseguir a nuestro perro de un criadero respetable y también es buena idea conocer el historial de sus padres.

Si podemos conocer los padres del chow chow y conseguir su historia, nos asegurara de que no es un perro agresivo y que tiene el potencial para convivir normalmente con los niños, que en este caso pueden ser nuestros propios hijos.

Si conseguimos el perro ya de adulto, vamos a querer verificar como es su comportamiento alrededor de los chicos antes de traerlo al hogar. En caso de notar reacciones extraña, quizás reconsideremos nuestra decisión. Es difícil enseñarles a los perros viejos en comparación a los cachorros.

Conclusión

Los chow chows son perros muy leales y son un gran perro guardián. Sin embargo, no necesariamente se van a llevar bien con los niños, en especial si estos son muy pequeños.

Si bien no son agresivos, no les gustan los extraños ni los niños, y pueden actuar de forma distante con ellos. No les gusta ser el centro de atención, en especial si todo el tiempo están siendo molestados por chicos muy activos.

Entrenarlos y socializarlos cuando son cachorros es parte esencial para tener un perro que de adulto se comporte de la manera adecuada, en especial cuando se trata de estar cerca de niños. Los chicos y tú también necesitan ser entrenados a la hora de tener un perro.

Es importante que el dueños conozca todo los detalles de ser un propietario, algo que hasta puede llegar a ser más importante que la educación del niño para el trato con el animal. Y esto no es solo cierto para los chow chows.

Al final del día, tomando los recaudos necesarios, el chow chow puede habitar tranquilamente un hogar sin ningún problema con los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *