20 Características De Los Chow Chows

Características De Los Chow Chows

Los chow chows son una raza de perro inusual, pero siguen siendo populares entre un gran número de amantes de los perros.

Tienen un aspecto físico distinto y un temperamento muy diferente al de la mayoría de los demás tipos de perros.

La raza existe desde hace casi 2.000 años. Aunque se desconoce su origen, se cree que se crearon a partir de un cruce de razas de perros tipo mastín romano y Spitz.

Originalmente se criaban para ayudar en el trabajo tirando con trineos, arreando el ganado, cazando y como guardianes.

Hoy en día, los chows se siguen utilizando para vigilar y proteger a las familias, las residencias y los negocios, pero también son valorados como mascotas.

Se necesita de un dueño especial para tener éxito con este perro. Y si somos una de ellas, seguro que estas características te recuerden a tu mascota y te harán sonreír.

1. Son como gatos

Los propietarios de chow dan fe de que estos perros a veces se comportan más como gatos que como caninos.

Son independientes y no les gusta que los mimen. Si lo que busca es un perro que quiera sentarse en tu regazo y acurrucarse, debería considerar una raza diferente, ya que normalmente no conseguirás ese grado de atención de un chow.

Te buscan cuando se les apetece, no necesariamente cuando tú quieres. No dejes que tus sentimientos se vean afectados por esto. Simplemente está en la naturaleza de esta raza.

Estos perros también son distantes y algo reservados cuando se trata de dar afecto.

2. Son perros para los pies, literalmente

Si bien a estos perros no les gustan los mimos ni que se les moleste, sí que les gusta sentarse a tus pies.

Este es uno de los comportamientos peculiares que cada propietario de chow reconocerá inmediatamente y estarán de acuerdo.

Esta es una de las formas en que un chow muestra que se preocupa por su dueño, y también es una forma de tener contacto físico.

Esto es una gran ventaja en el invierno porque el perro mantendrá nuestros pies calientes. Incluso se sabe que dan baños de pies con su lengua, así que por cortesía, debes mantener tus pies limpios.

3. No les gusta los extraños

Los chows no son necesariamente perros viciosos, pero son por naturaleza desconfiados con los extraños.

También son muy territoriales. Han sido criados para trabajar como perros guardianes y estos rasgos se han mantenido durante siglos, por lo que están naturalmente inclinados a ser vigilantes y proteger a sus familias y propiedades de la amenaza de extraños y posibles intrusos.

Si el dueño no está presente cuando un extraño se acerca, se mostrará como un perro feroz.

4. Necesitas mostrarle quien manda

Los chows necesitan ser entrenados y socializados adecuadamente desde que son cachorros. Esta es la única etapa de su vida en la que es fácil trabajar con ellos. Este perro necesita entender que el dueño es el alfa.

Si aprende esto a una edad temprana, nos ahorraremos muchos problemas más adelante.

Durante la etapa de la adolescencia un chow pondrá a prueba a sus dueños debido a su fuerte naturaleza independiente. Por eso es importante establecer la dominancia durante la etapa de cachorro.

No es un tipo de perro que deba ser mimado o consentido porque tienden a sobrepasar los límites.

5. Es inteligente pero difícil de entrenar

Los chows son conocidos por ser perros muy inteligentes, pero esto no debe confundirse con que sean una raza fácil de adiestrar. De hecho, es justo lo contrario.

Los chows realmente no tienen mucho deseo de complacer a sus amos. Claro, te querrán, se preocuparán por ti y querrán protegerte, pero cuando se trata de hacerte feliz estás solo.

Como no les importa si sus comportamientos te agradan o no, el adiestramiento es más difícil y los métodos tradicionales pueden no funcionar. Hay que mantener la dominancia y exigir obediencia para obtener los mejores resultados.

6. Necesita un entrenamiento suave pero firme

Debido al temperamento único y a la naturaleza de este perro, el entrenamiento firme sin castigos violentos es el único camino a seguir.

Esta raza no tolera el castigo físico. Golpear a un Chow acabará con que el perro se vuelva mezquino, y posiblemente vicioso, o romperemos su espiritu.

Este pensador independiente hará lo que le parezca correcto en ese momento, y es vital que no se le muestre la violencia, porque si esto es lo que aprende, es como responderá cuando esté molesto.

7. Los Chows se parecen a una mezcla de perro y león

Los chows tienen una apariencia única que nos recuerda a un león.

Los chow chows parecen un león

La forma del cuerpo es similar, pero lo más llamativo es el pelaje en forma de melena. Para que quede claro, no están en absoluto emparentado con los gatos, pero tienen algunos rasgos físicos y temperamentales en común.

Los chows son para la gente a la que le gusta tener una raza de perro especial, porque se diferencian de la mayoría.

8. No podrás saber lo que piensa

Esta es otra peculiaridad de la raza que los hace tan diferentes. Mientras que es fácil saber si un Golden Retriever o un Cocker Spaniel se alegra de verte, un Chow no suele registrar muchas emociones.

La mayoría de ellos mantienen una actitud extremadamente distante a menos que se sientan amenazados o desafiados.

Sus rostros están cubiertos por un pelaje arrugado que se cierra sobre un conjunto de ojos pequeños y muy marcados.

Esto hace que sea difícil leer sus expresiones. Son realmente indiferentes a quienes les rodean, a menos que se trate de un miembro de la familia con el que se sientan cercanos.

Los grandes gestos, como los que se ven en las razas más amistosas, son escasos. Los Chows no buscan atención y esta es la razón por la que sus comportamientos no son los típicos.

9. Pueden mostrar amor por sus dueños

Esta raza tiende a elegir a una persona especial a la que brinda su afecto. Aunque generalmente permanecen indiferentes a los invitados de la casa u otros visitantes, saben quiénes son los miembros de su familia.

No siempre recibiremos mucha atención de un chow, pero se asegurará de que sepa que te quiere.

Una vez que aprenda que somos el alfa, tolerarás las órdenes de esta persona a diferencia de otros miembros de la familia.

Los chow son un grupo heterogéneo y, aunque serán obedientes a esta persona especial, algunos perros más pueden no responder tan bien a otros miembros de la familia.

10. El respeto es algo importante

Los chows son animales con un temperamento especial, que a veces te recuerdan a un anciano, por su seriedad y tranquilidad.

Para ganarse el respeto de un Chow, hay que ganárselo. Esto significa mantener el estatus de alfa y no cambiar esta postura.

Los chows que están correctamente socializados saben que son dignos y exigen el respeto de los que les rodean. Es importante tratar a este perro con firmeza, pero también con cariño y afecto, en el grado que ellos toleren.

Si el perro no tiene un alto nivel de respeto por ti, entonces la relación entre los dos probablemente no va a funcionar, así que establécelo desde el principio, y mantenlo firme.

Si eres disciplinado, los resultados serán una buena relación con el perro de ida como de vuelta.

11. No son para dueños inexpertos

Un chow no es el tipo de raza que cualquiera debería elegir como primer perro. De hecho, incluso si has tenido otros perros, es importante que te informes bien sobre esta raza tan diferente antes de intentar criar uno.

Créeme cuando te digo que este perro es muy diferente a cualquier otro con el que esté familiarizado.

Los chows son dulces y fáciles de tratar cuando son cachorros, pero a medida que maduran, las cosas pueden ponerse difíciles.

Los futuros propietarios de chow deben aprender todo lo que hay que saber sobre ellos antes de traer uno a tu casa. Estar preparado te ayudará a tener más éxito con el adiestramiento y la socialización.

Las reglas que se aplican al adiestramiento de otras razas de perros no serán suficientes con un chow.

12. Tienes que estar un paso adelante

Los propietarios de chow chows que tienen éxito son los que saben ir un paso por delante de sus queridas mascotas. Es debido a la gran inteligencia y a la fuerte voluntad del perro que los propietarios se enfrentan a un reto con ellos.

El adiestramiento requiere esfuerzo, tiempo, paciencia y constancia. Cuanto más joven sea el perro, más fácil será el proceso.

No hay nada malo en consultar a un adiestrador de perros profesional si las cosas empiezan a descontrolarse.

13. No juegues brusco con él

Mientras que con una raza más pequeña puedes salirte con la tuya de vez en cuando, los chow no lo toleran tan bien. Cuando son cachorros, los chows parecen pequeños osos y son adorables.

A los cachorros les gusta jugar y aprenden llevándose objetos a la boca. Molestarlos y permitir que jueguen bruscamente o que muerdan nunca es una buena idea.

Podemos jugar con el cachorro chow chow como parte del proceso de socialización, y es algo que deberíamos hacer, pero es necesario que le hagas saber qué morder está mal.

A medida que un chow madura, no tolerará que se juegue con él de la misma forma que lo hacemos con otros perros. Jugar con el Chow es esencial, pero burlarse de él es un no rotundo.

14. No lo traiciones

Algunos perros son tan leales que aguantan un montón de tonterías de sus dueños. A diferencia de otras razas, los chows no buscan atención.

Son inteligentes y suelen saber lo que ocurre. Suelen ser indiferentes a las cosas que hace la gente a menos que les afecte directamente.

Se apegarán a su persona en especial y tendrán ciertas expectativas al igual que usted de ellos. Si traicionamos a un chow con cualquier tipo de maltrato, lo recordará y dañarás la relación que has construido con tu mascota.

Esto incluye tanto la negligencia como el abuso.

Un Chow puede no ser un buscador de atención la mayor parte del tiempo, pero todavía necesita amor, afecto y atención. Después de todo, ellos también tienen sentimientos, solo que no siempre los muestran.

15. Los mejores dueños tiene mucha disciplina

Debido a que los chow chows son tan fuertes e independientes, requieren un dueño que sea aún más fuerte.

No te dejes engañar por esta raza camaleónica. Cuando son cachorros, suelen ser, por naturaleza, perros que se comportan bien. No son destructivos ni desobedientes, y esto es algo bueno porque nos ofrece una ventana de tiempo para entrenarlos adecuadamente.

A medida que avanzan en la adolescencia, es donde comienzan los problemas. Un chow no entrenado a esta edad puede convertirse ene una pesadilla.

Todos los perros pasan por esta etapa, y si ya te has ganado el amor y el respeto del cachorro, no debería tener preocupaciones.

Si hay problemas de comportamiento antes de la adolescencia, puede tener problemas más adelante. Se necesita una gran voluntad por parte del propietario para controlar a un joven chow travieso, por lo que las personas que son blandas no suelen ser las mejores a la hora de imponer respeto.

Esta es una consideración seria que debes hacerte antes de convertirse en propietario de uno.

16. Se ganaron su reputación

A lo largo de las décadas, los perros chow han sido etiquetados como una raza agresiva. Me gustaría decir que este no es el caso, pero la verdad del asunto es que un chow no entrenado o maltratado puede fácilmente convertirse en malo y peligroso, y ha sucedido múltiples veces con esta raza.

Cualquier perro es capaz de morder y no hay excepción a esta regla, pero un chow puede ser socializado para disminuir la posibilidad de convertirse en un perro con estos vicios.

Otra verdad sobre la raza es que los criadores más responsables se niegan a utilizar padres conocidos por ser agresivos o excesivamente tímidos.

Es importante solicitar información sobre el parentesco de un nuevo perro. Nos puede dar una idea de la calidad de las líneas de sangre.

Siempre existe el peligro de ser mordido por cualquier perro, pero un chow que proceda de una buena cría y que esté bien adiestrado y socializado tiene la capacidad de convertirse en un animal de compañía familiar razonablemente seguro con los adultos y los niños que vivan en la casa.

No obstante, siempre se recomienda la supervisión con los niños y los chows.

17. La lengua cambia de color

Los chows tienen una lengua que cambia de color a medida que maduran. Los cachorros nacen con la lengua rosa. A medida que crecen, el color empieza a oscurecerse gradualmente.

Lengua morada de un chow chow

Un chow apto exposiciones tendrá una lengua de color negro azulado cuando alcance las ocho semanas de edad.

No todos cambian completamente de color, y cuando la lengua solo se oscurece parcialmente, el perro es descalificado para entrar en la competencia.

La lengua negra es solo uno de los muchos atributos físicos de esta raza de perro que los hace tan únicos y especiales.

18. Necesitar ver al veterinario regularmente

Esto se debe a que, como raza, los chows son propensos a una variedad de problemas de salud diferentes.

Los dos problemas más comunes son la displasia de cadera y el entropión.

Cuando busquemos un cachorro de chow chow, es una buena idea encontrar un criador que someta a los cachorros a radiografías y certifique que están libres de displasia de cadera antes de la compra.

Podemos pedir una garantía al criador que garantice que el perro estará libre de esta enfermedad potencialmente incapacitante durante un periodo de dos años, para estar seguro.

Algunos criadores están dispuestos a hacerlo y vale la pena preguntar. Se calcula que hasta el cincuenta por ciento de los chows tienen displasia de cadera y es un problema que requiere atención y tratamiento para reducir el dolor y la rigidez.

La otra afección es el entropión, que es un giro de los párpados hacia dentro en lugar de hacia fuera. Puede causar irritación y, si no se trata, ceguera. Las revisiones periódicas al veterinario pueden ayudar a detectar estas afecciones a tiempo si se desarrollan.

19. Necesitan compañía

El hecho de que los chow chows sean independientes y distantes, no significa que les guste estar solos. En un mundo ideal, el chow tendría otro como el de compañero.

Si trabajamos fuera de casa, el perro estará bien si pasa tiempo solo, pero demasiado tiempo alejado de la gente puede dar lugar a comportamientos antisociales.

Cuando lleguemos, es buena idea que el animal pase tiempo con el humano que más ama. Necesita estar cerca de ti y de los miembros de la familia de forma constante.

Mantenerlo atado o confinado solo durante largos periodos de tiempo es inhumano y no responderá bien a este tipo de tratamiento.

Los chows generalmente no se llevan muy bien con los gatos o los perros pequeños, a menos que sean socializados con ellos a una edad temprana.

No tienen mentalidad de manada, y no suelen llevarse muy bien con perros más grandes del mismo sexo, pero sí necesitan compañía. Lo mejor es que tengan un compañero constante desde que son cachorros, y que pasen mucho tiempo con personas conocidas.

20. Necesitan cepillado regular

Es conveniente que tengamos el hábito de cepillar regularmente al chow desde que es un cachorro. El pelaje es muy suave y denso, por lo que se enreda y apelmaza fácilmente si no se cepilla con regularidad.

Puede reducir el número de cepillados a medida que el chow madura, ya que el pelaje de los adultos es mucho más fácil de cuidar, pero debemos pensar en dedicar al menos una o dos horas a la semana a eliminar todos los pelos enredados.

El perro tendrá mejor aspecto y se sentirá mejor.

Por lo general, mudan el pelaje una o dos veces al año, así que ten en cuenta que llenaras unas cuantas bolsas de basura durante este tiempo.

Lo mejor es que te encargue tu mismo del aseo, ya que a los chows no les suele gustar ir a un peluquero profesional. Prefieren que su persona favorita haga el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *